Ofrenda Nacional

Ofrenda Nacional

  • Posted by Comunicaciones
  • On julio 26, 2018
  • Comments
  •  

¡GRACIAS!

Ofrenda de Amor Hogar de Niñas La Granja 2018

Se acerca otra vez la celebración del día del niño en nuestro país, los supermercados y tiendas adornan los mejores espacios para exhibir los juguetes que los consumidores comprarán para sus hijos, los mas pequeños de la casa. Cada padre hace un esfuerzo en esta fecha, como también en navidad y celebraciones de cumpleaños por comprar el mejor regalo, porque es una manera de mostrar el afecto que sienten por sus hijos.  Sin embargo, no todos los niños tienen la dicha de vivir con padres amorosos que les brinden cuidado y amor. En Chile, alrededor de 130 mil niños, viven en hogares de menores, quienes son derivados a estos lugares porque sus padres no tienen las capacidades para cuidarlos como es debido.

Todos los años, como familia aliancista, nos unimos y levantamos una ofrenda de amor para el Hogar de Niñas La Granja que nació en el corazón aliancista hace 50 años atrás, y que hoy acoge alrededor de 40 niñas entre 3 y 18 años de edad. Esta ofrenda, que como iglesia nacional hacemos cada año, no solo tiene el propósito de suplir necesidades económicas, sino transmitir un mensaje para todos aquellos que trabajan y viven allí: que estamos juntos en esto, que no están solos; que detrás de ellos hay un iglesia que apoya en oración; que el Hogar es parte importante de nosotros; que su alegría es nuestra alegría, y su tristeza es nuestra tristeza.

Como hijos de nuestro Padre amoroso, quien nos dio vida cuando aun estábamos muertos en nuestros delitos y pecados, estamos agradecidos por considerarnos dignos de colaborar en la extension de su Reino. Por eso, tenemos la convicción de que cada vez que ofrendamos, le decimos a nuestro amado Padre: 

¡Gracias! Por hacernos entender que no debemos hacer tesoros en la tierra, sino en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan.

¡Gracias! Por hacernos entender que todo es tuyo, y lo recibido de tu mano te damos.

¡Gracias! Por hacernos entender que hay más gozo en dar que recibir.

  

0 Comentarios

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *