Guía Nacional de Oración

Oremos Unidos

 ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos,  que claman a él día y noche?  ¿Se tardará en responderles?  Os digo que pronto les hará justicia.  Pero cuando venga el Hijo del Hombre,  ¿hallará fe en la tierra?” Lucas 18:7-8

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios

La oración es una de las herramientas más poderosas que el Señor ha puesto en nuestras manos. Como iglesia tenemos el desafío y la tarea de unirnos en oración por las necesidades que tenemos a nivel local, nacional y mundial.

En un mundo que corre de un lado para otro ocupándose en las labores del día a día, sin reflexionar ni hacer la menor pausa para estar en la presencia del Señor, la iglesia está llamada a ir contracorriente: “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios”. Porque bien dice su palabra, por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. La respuesta a nuestras necesidades no depende de cuan afanosos estemos, sino de presentarlas en oración a nuestro Señor, y esperar a que El, en su tiempo responda, confiados en que nos escucha porque tiene cuidado de nosotros, con un corazón de antemano agradecido, sabiendo que responderá conforme a su voluntad: que siempre es buena, agradable y perfecta.

Nuestra tarea como iglesia siempre será orar, en todo tiempo, sin cesar. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará nuestros corazones y nuestros pensamientos en Cristo Jesús. Es la promesa de nuestro Señor, y estas nunca fallan.

Que el Señor nos ayude a ser compasivos, y a presentar las oraciones escritas en esta guía, con el fin de que en todo, Cristo sea glorificado, y también que su cuerpo, que es la iglesia, sea edificada y fortalecida en el Señor.

VER PETICIONES DE ORACION

 

 

 

ESCRIBE TU PETICIÓN DE ORACIÓN AQUÍ

foxyform